#Corrupción y la clase politica, la base del problema es falta de #democracia.

Los casos de corrupción que siguen resaltando la vida política de España no solo crea una mala imagen la denominada “Marca España”, si no que valida las tesis más pesimistas de los político-escépticos. ¿Como se gana confianza en en el extranjero para atraer inversión en España? La dificultad de esta pregunta se acentúa aún más al contemplar este mismo problema desde dentro, ¿Que confianza tienen los ciudadanos en los políticos para sacarles de esta crisis y/o solventar los problemas de corrupción?

Desafortunadamente, pocos saben exactamente cómo afrontar este problema, ya que la confianza interna debería ser el foco principal para desatascar el parón económico de España. Inoportunamente, cada vez que salpica un caso de corrupción, este irrumpe la psíquis del ciudadano y focaliza su desconfianza, sin tregua ni posibilidad de escapatoria positiva para cambiar el malestar que nos merodea a todos.

No es nada fácil intentar buscar la solución a este problema, lo que creo que sí es fácil ver cómo hemos llegado aquí. Todo este problema empieza por una falta de democracia, la cual esta ligada a una falta de protección jurídica que es palpable al más bajo nivel.  Democracia, pero ¿esto que es? Una cotización directa de wikipedia “Democracia es una forma de organización social que atribuye la titularidad del poder al conjunto de la sociedad.”  Aquí empezamos a descubrir la carencia de democracia a la que me refiero yo, ya que según esta definición, “atribuye la titularidad del poder al conjunto de la sociedad” pero esto en España no es así.

En algún lugar leí que la democracia no es el mejor sistema para elegir un líder, pero sí lo es para destituirlo. Este claro ejemplo simplista falta por completo en España. La clase política vive muy ajena a las necesidades de los ciudadanos y no tiene ningún vínculo con su electorado, lo tienen con su partido. Desde la democracia del 1977, los políticos se codean para estar a la más alto de sus respectivo partidos, y su retórica es una de enfrentamiento perpetuo a su rival más directo. Sus mensajes son las llamadas “clave política” donde los unos a los otros se enfrentan, aún más si hay una cámara o micrófono que capten sus mensajes, así se podrá hacer eco más allá y llegar no a su electorado, si no a sus militantes y rivales, esta es su única preocupación.

El sistema actual de elecciones está acentuado alrededor del voto a los partidos, y es este mismo mecanismo el que cohíbe a los políticos en convertirse cada vez más partidista y alejarse más de su electorado. Los partidos funcionan como equipos de F1, los que más punto sacan más dinero se llevan en el reparto, y más distancian crean con su electorado con el afán de sacar mayor tajada de este sistema. Las decisiones se toman en base a cuántos puntos podemos sacar de esta acción o no, y no por libre conciencia de los diputados que supuestamente nos representan en el gobierno, ni por las necesidades reales de los ciudadanos.

Un claro ejemplo de como funciona, el Señor Alfredo Perez (Rubalcaba) al estipularse para las elecciones del 2008-2011, su partido buscó un sitio seguro donde los votos a su partido le permiten la reelección y se estipula por Cadiz, previamente por Asturias, y ahora por Madrid en las elecciones generales que perdió contra Mariano Rajoy. Ahora me hago la pregunta, ¿que vínculo tiene el Señor Perez Rubalcaba con los Gaditanos o los Asturianos?, si no ha pasado allí más que para hacerse la foto y pedir el voto. Una vez tomada posesión de cargo la representación de dicha comarca es nula.

Lo que quiero decir como ciudadano, es que los políticos han creado un blindaje hasta las siguientes elecciones que les permite jugar al escondite dentro de las filas de su partido sin ninguna vinculación a su electorado. Esto es aún más agravante con las normas de los propios partido en el cual sancionan a sus constituyentes por votar en contra de la dirección del partido, Carma Chacón es un claro ejemplo de un voto de conciencia que toma un carácter del “status quo” del no hacer dentro de un partido, y con sanción económica y “caza de brujas” mediática para escenificar lo que no se debe hacer.

Mi pregunta retórica, ¿Que puede hacer un ciudadano de “a pie” en un sitio como Cádiz o Teruel, si los partidos “nacionales” no velan por mis intereses? ¡Eureka!, montemos nuestro propio partido. Y aquí tendríamos para mucho más de que hablar, pero quedémonos con esa idea brillante ya que volvere a ella para hablar de los partidos pequeños.

En resumen, los partidos políticos velan exclusivamente por sus intereses, nos piden el voto que no tiene ningún sistema vinculante con el electorado, y una vez en el poder, “all bets are off” es decir, donde dije digo, digo Diego con la impunidad de jugar en las listas del partido, llegar lo más alto posible, así me garantizo yo un puesto majo, si no me paso al ámbito autonómico, si no me  me pasan a una empresa del partido, mejor dicho simpatizante del partido. Como ciudadanos, tenemos todas las de perder si no hacemos un cambio, ya que este poder es lo que llevan a los políticos sentirse impunes frente a la ley, ya que saben que independientemente de sus acciones siempre tendrán a su partido para sacarles del apuro “Lo siento, Se fuerte, mañana te llamaré” y si los condenan, siempre esta la vía del indulto a cambio del silencio.

El momento es ahora, hay que hacer algo para mitigar este patrón, que se repite a nivel nacional, autonómico o local. Esto no funciona y hay que buscar alternativas.

Mañana expongo ideas sobre cómo deshacer este enjambre y por qué la impunidad política frente y la corrupción son factores de la falta de seguridad jurídica.

Tagged with: , ,
Posted in Uncategorized

La Consulta Catalana #dependència o es demencia?

En primer lugar, el señor Arthur Mas es un gran político, es decir, se desenvuelve en las artes de la política muy bien. Si no, como es posible que este señor sea capaz de desvirtuar la realidad y quitar el foco de los despilfarro en la comunidad Catalana sin que le cueste su cargo o que baje en popularidad. Allí se quedo todo el revuelo ciudadano de los cierres de hospitales, de los impagos del gobierno autonómico y del deficit presupuestario que ha supuesto una quiebra técnica de dicha comunidad. Hoy si vas por las calles de Cataluña, lo único que esta en voz del ciudadano es la consulta, independientemente si es bueno o malo para los los habitantes de esta comunidad o no, pero para el Señor Mas, es mojar que se hable de esto, que se hable de la deplorable situación económica en la que se encuentra Cataluña o peor aún de la que puede entrar si es que sale adelante la consulta y es un “Sí”. 

Espera, he dicho que es buen politico, el que sea también buen líder político esta por ver. 

No quiero dar los típicos argumentos a favor o en contra de la consulta, ya que creo que una retórica barata y me sorprende escuchar como los medios le dan voz al Señor Mas al hablar de dicha retórica. Yo no entro en este debate ahora creo que si tengo una solución simple y elegante. 

Pssss Señor Rajoy, escucheme que no le cobro… Que se haga la consulta. Si, pero ¿y la constitución? ¿Que hay de esa “Carta Magna” que no permite la consulta? Pues, yo como consultor politico (que no lo soy) le diría, Señor Mas, uds. quiere una consulta, pues por supuesto que la tendrá. Se sale en la tele, se dan dos apretones de mano, y se trabaja en una consulta. 

Aquí, en el tiempo “0” se le quita toda la fuerza de demagogia que utiliza el señor Mas, que se ocupe de los problemas reales de los catalanes y punto. 

De una forma estratégica, se habla mediante los portavoces del gobierno (Gobierno de España como el los anuncios) y se cuenta de una propuesta de la modificación de la Constitución para permitir la consulta a cualquiera de las comunidades autónomas. 

Yo personalmente respeto el derecho de decidir, pero para tomar esta decisión hay que hacerlo con unas reglas claras y transparente para los ciudadanos, de esta forma podrán formar una opinión real de lo que implica esta consulta. 

Ahora, eso si, lo del referéndum no se puede convertir en un “Never-End-um”, es decir, lo que no vale aquí es hacer un referéndum para siempre hasta que te salga el resultado que estas buscando, si no se convierte en un simple-endum has el “sí” o “no”, dependiendo de la consulta. 

¿Como lo haría yo? Pues simplemente establecer un conjunto de reglas para que democráticamente se puede refrendar un Estado. Aquí unas ideas que se me ocurren. 

El primero, la constitución se modificaría para permitir dicho referéndum, con una cláusula explicita de a que si se pretende refrendar la constitución de un estado, pues que dicho referéndum tienen que estar formado por una única pregunta clara y concisa y que si dicho referéndum es negativo, no se podrá tramitar dicho referendum en un periodo de 75 años. 

Segunda propuesta, ya que el referéndum implica la división de un Estado, dicha consulta tendrá que ser aprobada por una mayoría contundente, es decir una participación de mínimo 3/4 partes del electorado y con una aceptación de una mayoría mayor al 70% de los votantes. 

Tercera, dicha refrendación sera presentada para la aceptación del reto de la union, la cual sera aprobada con simple y cuando la participación supere al 60% del electorado y se acepte con una mayoría simple. 

Una solución elegante para un conflicto inexistente. 

Tagged with: , , , , , ,
Posted in Uncategorized

Bienvenidos

Después de estos años de crisis, paro, fraude, y escándalo político, pensé que era hora de hacer al, por lo menos de exponer ideas que aunque no sean de corriente común, espero que sirvan para abrir el abanico de posibilidades a los problemas que sufrimos todos los que vivimos en España.

Espero exponer  un conjunto de ideas que propongan a los lectores unas preguntas fuera del “Status Quo” de los políticos y sus voceros de la prensa dependiente.

Tagged with: , , , ,
Posted in Uncategorized